domingo, 21 de octubre de 2012

Jugando a cosicas (XXX). Reseña de Dominant Species The Card Game.

Seguimos con reseñas (y que duren), recuperamos la serie de reseña de GMT con una estupenda novedad.

Dominant Species The Card Game: puntuación (6,5)

GMT nos trae esta adaptación de su ya famoso juego de supervivencia y evolución (que también reseñaremos un día de estos).

Creo que lo primero es avisar a todo aquel que pueda estar interesado, que lo único que tienen en común ambos juegos, son el nombre y los dibujos. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que el juego sea malo, pero que luego nadie se lleve una sorpresa.

El juego me recuerda un poco por su mecánica al Ivanhoe, con cartas que van sumando puntos a un pool del jugador y un sistema de juego en el que gastas más cartas de las que robas al final del turno.

El juego se desarrolla durante 10 rondas, en cada una de las cuales se extrae una carta de Biosistema (el territorio donde se compite) que incluye diferentes recursos y bonificadores o penalizadores a ciertas especies. Ahora los jugadores compiten por el dominio del territorio, bajando cartas de animales de su mano, que irán sumando puntos a su pool personal. Algunas de estas cartas, permiten 'cazar' a otras especies, afectando así a las puntuaciones de los demás jugadores y aportando interactividad.

Además, existen unas cartas especiales que afectan al juego de diversas maneras; terminando la ronda actual antes de tiempo, eliminando a una especie concreta de la ronda, recuperando cartas o sumando puntos de victoria. Estas cartas añaden un punto de color a la sencilla mecánica de ir sumando puntos.

Dos cartas de animales y una carta de acción (foto BGG).


En el momento en que todos los jugadores pasan o uno de ellos no puede jugar carta, la ronda termina y se pasa a puntuar. Hay dos formas de puntuar, por un lado se compite por los recursos de cada territorio (lo que en el otro juego era ver quien está mejor adaptado), y esto puede dar de 1 a 6 puntos de victoria a un jugador, por otro se mira quien tiene la mayor puntuación de animales en juego y eso otorga la dominación del territorio, que da 1 punto por ronda jugada. Esto hace que al principio parezca poco interesante en comparación con los puntos de adaptabilidad, pero además de los puntos de vitoria, ganar la dominación de una ronda te permite también subir 1 punto en la escala de supervivencia, lo que será muy importante para el juego más adelante.

El tablero con el peón de turnos, los cubos en el track de PV y los marcadores de la escala de supervivencia.


La escala de supervivencia, tiene varios efectos durante el juego. Los efectos de algunas cartas dependen de la disposición de los jugadores en dicha tabla, afectando a los que tienes detrás o delante. Pero lo más importante es su efecto al final del juego. En la última ronda cada jugador roba cartas extras en función de los puntos de supervivencia que tenga (lo que le puede dar una ventaja decisiva en la última ronda, la que más puntos vale), además los jugadores más avanzados reciben 5 puntos de victoria extra al final del juego y los menos avanzados pierden 5 puntos.

Esto equilibra ambas formas de obtener puntos, permitiendo así estrategias más variadas hacia la supremacía genética.

El punto extra de estrategia de juego, lo da el déficit de cartas en mano. Para ganar una ronda, lo normal es que acabes gastando de 4 a 6 cartas, si tenemos en cuenta que solo se reponen 2 cartas cada vez, es evidente que cada victoria te dejará fuera de juego durante al menos un par de rondas. Aún puedes tratar de competir por algún recurso y tratar de rascar algunos puntos, pero por la mecánica de las rondas esto es complicado (si solo quieres jugar una carta, te toca pasar después y no puedes volver a jugar cartas, quedando en manos del resto de jugadores el que tu bicho siga ahí o se lo coma alguien).

Al final del juego, el que más puntos de victoria ha acumulado es el vencedor.


Comenzando una partida este verano después de comer.


¿El juego es bueno, malo o regular?... qué gran pregunta. Pues es un juego de cartas de sumar puntos (ya os he dicho que me recuerda mucho al Ivanhoe de esta misma editorial) al que se le ha añadido algo de estrategia adicional con las cartas de territorios y las dos formas de obtener puntos de victoria. Creo que es una buena opción para captar nuevos jugadores e infectar a gentiles, una vez les has enganchado con algún juego de cartas extra-simple, esta puede ser una buena opción para hacerles subir un nivel. Para jugones experimentados, no deja de ser un filler, pero quizás peque de excesiva duración (no sé cómo será en vuestros grupos de juego, pero en el mío, los huecos tontos suelen ser de 15 a 40 minutos como mucho). Así que la conclusión es la de siempre, si te gustan los juegos de cartas de ganar bazas, este juego es sin duda una opción interesante, si no... pues evidentemente no te va a gustar.

STATS.
COMPLEJIDAD: 4, no es un juego difícil, pero hay unas cuantas cartas especiales y la doble mecánica de puntuación ya requiere un par de explicaciones.
DIVERSIÓN: 6, divertido y con una buena interacción entre jugadores, quizás le pese su excesiva duración.
FRIKEZ: 4, el tema es bastante mundano, de hecho debería enseñarse en las escuelas.

Links de Dominant Species The Card Game en Board Game Geek y Mesa de Juegos.

Nos vemos la semana que viene, aprovecho este post para recordaros que el Aula de Rol y Simulación de la Universidad Politécnica de Valencia, realiza sus primeras jornadas del curso los días 25 y 26 de Octubre (el jueves y viernes de la semana que viene) y que estaré allí el viernes por la tarde para dirigir algunas partidas de iniciación de juegos de mesa y también me llevaré el Cats, a ver si engaño a alguien para que lo pruebe : ).

Tendréis más noticias de este magnífico y veterano club en estas líneas.

Y como siempre, recordad que podéis seguir el blog en facebook, Google+ y twitter en 2maracasD10.

3 comentarios:

  1. Pues yo lo estaba mirando, y creo que no quería uno tan ligero. Gracias por el comentario, y a partir de ahora tienes un lector (no sé como tenía descuidado este blog)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que a mi la temática me llama mucho, pero desde luego no tiene nada que ver con la versión de tablero.

      Eliminar
  2. Buaf, muchas gracias por la reseña.

    Sólo con saber que es del estilo del Ivanhoe/Condottiere ya sé que no es mi tipo de juego. Tuve el último de los mencionados y tiene el dudoso privilegio de ser uno de los primeros juegos en salir de mi colección.

    Un saludo!

    ResponderEliminar